Internet: La nueva forma de vender

Como consecuencia de la introducción de Internet en el mundo empresarial, se ha generado un nuevo modelo de negocio que se enmarca en la teoría Long Tail o larga estela. Este término, acuñado en 2004 por Chris Anderson, describe determinados modelos de negocio emergentes en la era digital. Internet y el entorno digital han cambiado las leyes de distribución y las reglas del mercado. La reducción de los costes de almacenaje y distribución, supone que ya no es necesario centrar el negocio en unos pocos productos de éxito, como son los blockbuster o superventas, para que resulte rentable.

El mercado que entendemos como tradicional presenta grandes limitaciones geográficas y físicas ya que, para poder rentabilizar su negocio, las empresas necesitan, por una parte, centrarse en la producción de un número limitado de artículos que se puedan vender fácilmente y en grandes cantidades y, por otra, reducir al máximo sus costes de almacenaje y distribución. Es decir que las empresas se ven abocadas a promover una demanda intensiva de clientes procedentes de su ámbito geográfico más próximo, ya que la tiranía del espacio físico hace queuna audiencia excesivamente repartida en términos geográficos represente un gran inconveniente para su negocio.

Así, durante el siglo XX, hemos asistido al desarrollo del denominado mercado de masas que se centraba en el alto rendimiento de pocos productos según la denominada Ley de Pareto, que implicaba que un 20% de los productos debía generar el 80% de las ventas. Según Chris Anderson, ese modelo está quedando superado por el modelo de nicho de mercados.

Entorno digital y almacenaje

En dicho modelo generado por el entorno digital, los costes de almacenaje y distribución se reducen sobremanera. Las empresas han podido comenzar a disponer de un amplio catálogo de productos, unos más populares, otros menos, y otros exclusivos.

El no tener que limitarse a la producción de productos superventas, les ha permitido satisfacer todo tipo de preferencias y necesidades, alcanzando a un mayor número de clientes o de nichos de mercado. En este modelo de negocio, la suma de todas las pequeñas ventas de un catálogo mucho más diversificado, pueden igualar o superar las ganancias del modelo de mercado de masas descrito por la Ley de Pareto.

Campaña de marketing

El propósito último de cualquier campaña de marketing es convencer a las personas, a las organizaciones o a la sociedad, de que compren nuestros productos o de que contraten o usen nuestros servicios, porque ello redundará en su propio interés. Si queremos mejorar nuestro rendimiento, hay que ponerse en manos de empresas profesionales como Tresmer. Ahora mismo, si no estás en Google y en los primeros puestos no eras nada. Esta empresa, con sus planes, te permite conseguir resultados garantizados. De esta forma los clientes podrán localizarte fácilmente, sin necesidad de navegar durante horas por la web. No lo dudes más y escoge tu plan.

La idea de lo que es el SEO en esencia es esta. Sin embargo, detrás de algo a priori tan fácil, existe una gran complejidad técnica. Cuanto mejor preparemos nuestro sitio, mejores resultados obtendremos.

Deja un comentario