En la actualidad, gran parte de las compras, se hacen a través de Internet, y en pocos años, la tendencia, más propia de los millennials, se extenderá a toda la población. La tienda online, se ha convertido en un imprescindible en toda empresa que pretenda competir en un mercado tan saturado como el actual. La tienda online, favorece, además, la internacionalización de la marca, producto o servicio, y llegar a mercados hasta ahora impensables para la mayoría de las pequeñas y medianas empresas, que hoy, gracias a Internet, pueden competir con las más grandes. Porque la tienda online, sin duda, ha beneficiado a las grandes organizaciones, pero las pymes, también han sabido aprovechar sus ventajas.
Seguir Leyendo