El mundo entero ha cancelado numerosos festivales, eventos y ha cerrado centros e interés cultural debido al coronavirus. Infinidad de fiestas medievales y patronales, no se celebrarán, ni conciertos, ni partidos de fútbol, ni se podrá ir a los museos. ¿Cómo afectará esto a la economía del país? Desde la casa de los disfraces, aseguran seguir recibiendo encargos, si bien es cierto, que con la pandemia, están tardando más tiempo en llegar a su destino. No sabemos si las demás tiendas de disfraces continúan con su actividad online o si han visto bajar el número de ventas o no, pero la profesionalidad de esta tienda, así como la calidad de todos y cada uno de sus artículos, hace que, ni en tiempos de crisis, pierdan clientes, todos ellos fieles y contentos. Desde luego todo un ejemplo.
Seguir Leyendo