El perfil del traductor está definido como una persona que ha superado las exigencias establecidas por el Ministerio de Asuntos Exteriores, como se ha indicado anteriormente, y que muestra una gran capacidad para la traducción de documentos jurídicos y económicos, y que tiene conciencia de todas las consecuencias de su carácter de notario público.
Seguir Leyendo