Descubre «El Internet de las cosas»

Descubre «El Internet de las cosas»

Que la tecnología avanza a pasos de gigantes es una realidad, y poco podemos hacer para resistirnos, pues conforme va pasando el tiempo la tecnología deja de lado las técnicas tecnológicas conocidas para dar paso a sistemas más complejos electrónicamente, y que como veremos más adelante, pueden ser controlados a través de nuestros smartphones por las conexiones a Internet, que son más y más rápidas.

Lo que mucha gente no tiene en cuenta, y tampoco las empresas tecnológicas que desarrollan la tecnología, es la complejidad actual de los aparatos electrónicos, y vamos a poner el ejemplo de las lavadoras por ser electrodomésticos necesarios en nuestro día a día.

Hace años lavar la ropa era una cuestión de esfuerzo físico, en el que nuestras abuelas (o para muchos otros, bisabuelas) tenían que ir a los lavaderos del pueblo, que eran algo así como el “Sálvame” de aquellos años. Y lavar la ropa y las sábanas podía ser cosa de una mañana entera. Posteriormente, con la aparición de las lavadoras la cosa cambió, y el esfuerzo físico se redujo considerablemente, limitándonos únicamente a tener que meter la ropa de la lavadora y tenderla una vez que esta había finalizado.

Y a pesar de la aparición de la lavadora no todos podían permitirse comprar este electrodoméstico, teniendo que acudir a las tiendas de lavado automático que florecieron en muchas ciudades, especialmente en Estados Unidos, siendo una imagen habitual de las películas norteamericanas. Actualmente podemos encontrar estos negocios con lavadoras y secadores especialmente diseñadas para aguantar muchos usos, y ya son muchas las compañías que investigan sobre los beneficios que podría tener la conectividad de las máquinas. Lavatur, una empresa especializada en la gestión y venta de lavadoras industriales y todo tipo de maquinaria para lavandería autoservicio, asegura que se están planteando la inserción de nuevas tecnologías en sus lavadoras de uso industrial.

Si llegamos a la actualidad, las lavadoras no son únicamente un electrodoméstico para lavar la ropa, sino que son electrodomésticos inteligentes que pueden ser configurados desde un lugar diferente para funcionar de la manera deseada. Esto es posible gracias al Internet de las Cosas, una tecnología de la que hablamos a continuación.

Electrodomésticos inteligentes y diferentes maneras de depender más de nuestro Smartphone

El Internet de las cosas, o tal y como se conoce en inglés Internet of Things, es un concepto que hace referencia a una interconexión digital entre objetos cotidianos conectados a Internet. Esta tecnología se centra en conectar a internet objetos de la vida cotidiana (como lámparas, termostatos, cerraduras, lavadoras, frigoríficos, y muchos más electrodomésticos), para poder ser controlados a distancia con el fin de aumentar la libertad de uso y el aprovechamiento máximo de sus funcionalidades.

Tengamos en cuenta un aspecto, lo normal en la actualidad es estar conectado a Internet, no importa dónde y no importa cuando. Y si a este factor le añadimos el hecho de que nuestras vidas son cada vez más ajetreadas, y que llevamos un dispositivo móvil inteligente encima, tenemos que somos capaces de controlar lo que pasa en casa.

Esta idea de hogar conectado a Internet es algo que hemos visto en las películas, y que irremediablemente recuerda a HAL (de Odisea en el Espacio), más aún tras la entrada en el mercado de los asistentes personales que permiten automatizar tareas en la casa con dispositivos como el Apple Homepod, el Google Home o los dispositivos de Amazon con Alexa. Y parece que el avance a un hogar conectado a Internet es imparable, pero ¿el Internet de las Cosas tiene desventajas?

Irremediablemente si, pues en un mundo idílico en el que la conexión a Internet es estable, no existen hackers, y no hay errores que impidan la experiencia de usuario, todo funcionaría. Pero no es así, y sino que se lo digan a todos aquellos que han visto cómo han hackeado una cerradura electrónica dando pleno acceso a la vivienda.

En conclusión, el Internet de las Cosas es un avance tecnológico que va a llegar a nuestros hogares, automatizando tareas y permitiéndonos más control. Pero actualmente tiene mucho terreno que recorrer para conquistar a todos los usuarios por el hecho de que hay factores que todavía no se han perfeccionado, y que no toda la sociedad está de acuerdo con conectar a Internet todas las partes de la casa.

Deja un comentario