La tecnología en el packaging

La tecnología en el packaging

Solo tenemos que ver nuestras actividades diarias para darnos cuentas de que todo actualmente está empaquetado. Eso sí, las cosas han cambiado mucho desde que se hacían los tradicionales paquetes, pues el empaquetado ahora ya es una parte importante de la estrategia de marca, como defienden desde Empacke, que han visto todos esos cambios al ser una agencia especializada en diseñar branding y packaging.

La labor de análisis, creación, cuidado y mimo de las marcas es realmente importante, pues en el mundo en el que vivimos, siempre es aconsejable no dejar al azar, temas como el diseño de las etiquetas para los productos, desarrollar el envasado y embalaje, así como investigar en la entrada de materiales. Siempre es bueno tener productos que al final sean piezas llenas de originalidad y distintos a los de la competencia, para que así llamen realmente la atención y puedan venderse mejor.

¿De qué forma trabajan?

Todo tiene que comenzar por el reto que llegue a plantear el cliente. Hay que tener claro que cada proyecto en el que se desarrolla una marca o el diseño de envases, tienen necesidades diferentes donde se necesitan tratamientos a medida. Una forma en la que lo ideal es trabajar codo a codo con el cliente de tal forma que se aporten soluciones de carácter estratégico.

Lo primero que se suele hacer es sentarse y escuchar de forma atenta qué es lo que piensa la persona impulsora de la marca, que al final es quien mejor la va a conocer y la vive de manera más próxima, así llegan a conocer todo bien y profundizar en la genética.

Una buena forma de estudiar la empresa, marca, el posicionamiento que tiene, los objetivos que se desean, etc. Todo esto tiene que venir con un análisis DAFO, donde se examine lo que representa, así como los valores que se quieren transmitir, con una investigación del sector y el mercado, además de las diferentes tendencias de compra de los propios consumidores, algo importante y en donde muchas veces las empresas fallan. Hay que conocer a la competencia y el sector en el que se encuentran.

Se puede partir de un briefing, donde el equipo creativo, el cual esté formado por expertos en diseño de la imagen de carácter corporativo, conciba la propia expresión visual del producto o de la marca en cuestión.

Una forma de materializar las ideas en bocetos que pueden presentar a su clientela, con un consenso para poder seleccionar la propuesta que más se pueda adaptar a la realidad, de tal forma que se puedan hacer unos determinados ajustes y cambios.

Todo esto al final termina en un proceso creativo donde se prepara el arte final y la impresión del mismo. La marca termina cobrando vida, que es lo que pretende hacerse en las campañas de marketing.

Estudios de mercado

Una vez se estudia el mercado, hay que ir desarrollando la estrategia de venta y analizar la propia psicología del comprador. Un tiempo de creación donde la imaginación carece de límites, pero sí que tiene un objetivo, pues así es como se puede dar forma y color a la imagen de la firma y que pueda impactar.

Recordemos que existe una necesidad de seducción del público ideal, transmitiendo la filosofía y creando una marca que pueda ser percibida como algo distinto, único y realmente especial. En este sentido se utilizan distintos recursos gráficos, con el final de que se plasme la idea de mayor atractivo que pueda conectar con el corazón del consumidor en cuestión, donde se debe seguir siempre la idea de un diseño de imagen corporativa que sea la que más se pueda adaptar a lo que necesita el cliente.

Todo proyecto, con independencia del tamaño, se tiene que tratar de manera profesional. Una forma de considerarlo e incluso de trabajarlo. En este sentido hablamos de las fotografías de calidad que hace el equipo, que son retoques de imágenes que pueden ayudar al proyecto o que pueden ser también dibujos de gran realismo que incluso lleguen a superar en belleza a lo propiamente natural y que estén orientados al público objetivo,.

Como has visto, el empaquetado hace tiempo que dejo de ser solo el continente en el cuál se encuentran en su interior los productos, pues también ofrece la posibilidad de ser una herramienta para vender, diferenciarse y acercar más la posibilidad de que se adquiera el producto.

Por este motivo, debemos darle la importancia que merece, y contar con una empresa profesional que sepa realizar este trabajo como es debido y sacar provecho del mismo.

Deja una respuesta