Software a meduda vs software generalista

Software a meduda vs software generalista

Hoy en día la práctica totalidad de las empresas que operan en el mundo necesitan de la tecnología para poder funcionar en su día a día y es que, en tan solo unos años, hemos pasado de vivir en un mundo casi completamente analógico a depender de la tecnología para todo aquello que hagamos. Sin duda, un gran avance como sociedad pero que hace que tengamos que depender de la energía eléctrica para que nuestros dispositivos funcionen sin descanso. Si bien es cierto que la tecnología nos ha traído un gran progreso y un gran avance como sociedad, lo cierto es que en muchos de los casos no hemos sabido estar a la altura o, directamente, no hemos tenido la capacidad de reacción necesaria para que todas aquellas herramientas que deberíamos de poner a punto para funcionar a la perfección, lo hicieran a su debido tiempo. Es por ello por lo que hoy en día, todavía quedan compañías que no utilizan un tipo de herramientas específicas para el desempeño de su trabajo diario, un inconveniente sobre el que intentaremos poner algo de luz a lo largo de este post.

Os lo venimos contando desde el comienzo, la tecnología ha supuesto un gran cambio en la forma de entender las empresas y los procesos de trabajo que en ellas se dan, sin embargo, la realidad es que no somos lo suficientemente rápidos como para adaptarnos sin dilación a los nuevos estándares. Hoy en día, cada empresa puede tener un software a su medida sin tener que desembolsar grandes cantidades de dinero, sin embargo, esto no se hace en todas ellas porque muchas están todavía sin adaptar. Un buen software a medida es capaz de permitirnos conocer cada uno de los parámetros que hacen que nuestra compañía funcione y que, si alguno de ellos falla, nos lo alerte al instante mediante una notificación tipo push. Reasoning Physios es uno de los softwares más punteros que encontramos en la actualidad y que nos sirve como muestra de que todas las empresas pueden tener un buen elemento de control y gestión a su medida. En este caso se trata de una herramienta para fisioterapeutas que buscan tener en una misma herramienta la facturación, la agenda, el control de las visitas, la historia clínica de cada paciente, una ayuda para encontrar el mejor razonamiento clínico… y, aún encima, todo ello, en la nube, con lo que podremos acceder desde cualquier punto del mundo con un dispositivo electrónico, ya sea un Smartphone, una tablet o un ordenador.

Pero la realidad, es que, aunque el anterior sea uno de los mejores ejemplos que os podemos poner, ya que todo fisioterapeuta puede funcionar sin tener que utilizar una herramienta tecnológica, lo cierto es que, con la ayuda de este tipo de software, el trabajo que se saca adelante sale mucho más completo y, por tanto, mejor, tanto para el cliente como para el propio profesional. Es por ello por lo que cada vez son más las empresas que optan por este tipo de servicios de gestión profesional y lo hacen de forma online, a través de los servicios ‘cloud’, o en la nube, los cuales, en España, están a punto de dar el gran salto hacia su uso de forma extendida por la inmensa mayoría de las compañías.

La nube será el próximo gran avance que permita una gestión más completa de todas las compañías, sin embargo, esta forma de trabajar online nos abrirá el camino a poder trabajar desde casa tal y como si estuviésemos en la oficina, sin ningún tipo de impedimento, por lo que rápidamente se extenderá, tal y como os hemos avanzado.

Otras ventajas del software a medida

Cada empresa es un mundo y es que no importa que nos dediquemos a la misma actividad empresarial que el negocio de al lado y es que ellos tendrán una forma de trabajar y nosotros otra. Por ello, a través de un software hecho a medida, cada uno de nosotros podemos decidir que es lo que queremos que contenga y, con ello, tendremos cubierto un gran abanico de necesidades para nuestra compañía. Por ejemplo, si tenemos un bar, nos interesará saber cual es la cantidad exacta de mercancía que tenemos y, dado el caso de llegar a un mínimo, el propio programa pediría una nueva remesa al proveedor.

Deja un comentario