Domótica: una tecnología al alza en domicilios y empresas

Domótica: una tecnología al alza en domicilios y empresas

Estamos en un momento en el que la tecnología ocupa un lugar central en la vida de la gente. En la vida profesional, hemos asistido a una evolución de las empresas, que han empezado a apostar por aparatos electrónicos como los ordenadores portátiles, las tablets o los dispositivos móviles cada vez más modernos y potentes que han ido apareciendo. En la vida personal, también nos hemos dado cuenta de la enorme evolución que se ha ido produciendo. Y es que ahora tenemos incluso casas inteligentes. No cabe la menor duda de que este asunto evidencia el salto tecnológico de los últimos años.

La domótica es uno de los asuntos que más han facilitado la vida (y el trabajo, puesto que también se ha instalado en oficinas de grandes empresas). La verdad es que es algo así como el futuro en el presente. Y no cabe la menor duda de que todos los sistemas que la conforman han venido hasta nuestros días para quedarse. A todos sus usuarios le convencen sus prestaciones y, desde luego, es evidente que va a seguir creciendo el número de gente que apueste por la domótica como el medio para mejorar su vida.

Una noticia publicada en la página web www.pisos.com indicaba que, además, con la domótica es posible alcanzar ahorros en materia energética, una cuestión por la que suspiran muchas personas en los tiempos que corren para reducir su factura de gastos y también para cuidar del medio ambiente. Este ahorro es, según el Presidente de la Asociación Española de Domótica, de entre un 25% y un 30%. Ni que decir tiene que se trata de una cantidad importante y que no pasa desapercibida al final de cada mes entre todas aquellas personas que han depositado su confianza en los sistemas de domótica de la actualidad.

Las casas inteligentes ya se encuentran repartidas por prácticamente todos los continentes. Una gráfica publicada por el portal web Statista indicaba que, en Estados Unidos, está el 3’7% de las casas inteligentes de todo el mundo. Muy de lejos se encuentren países como Japón, Alemania, Suecia o Noruega, que cuentan cada uno con el 0’8% del número total de estas cajas. El gigante norteamericano, que es un país puntero en nuevas tecnologías, lleva mucha ventaja con respecto a resto, pero sí que es cierto que Europa cada vez es más competitiva en lo que respecta a este área.

Estamos en un momento en el que la tecnología domina el mundo prácticamente sin ningún problema. Para ser eficaces y eficientes en nuestro trabajo, necesitamos de la mejor tecnología. Para vivir de una manera cómoda y segura, necesitamos la tecnología. Y la domótica es una manera perfecta de conseguir las dos cosas. Ese es el motivo por el que los profesionales de Delbin vienen acaparando mayor trabajo en los últimos meses. Y es que, en su opinión, ese sistema ya está preparado para formar parte de la vida de millones y millones de personas de todo el mundo.

Un paso hacia delante necesario

En muchas ocasiones se habla del Estado del Bienestar de manera muy gratuita, teniendo en cuenta cuestiones que forman parte del pasado y que ya no garantizan esa comodidad que aseguraban hace algunos años. Aplicar la tecnología para conseguir los propósitos de la nueva sociedad es una necesidad que deberían plantearse los políticos y de la que rara vez hablan. Ni que decir tiene que la tecnología es una auténtica bendición y hay que tenerla muy en cuenta para intentar que no nos falte de nada a día de hoy.

Las personas y las empresas que ya disponen de domótica en sus instalaciones notan la diferencia. Y la notan de una manera sustancial. Los particulares disponen de un mayor confort en el hogar, mientras que las empresas ven aumentada su productividad y, consecuentemente, su rentabilidad. Por tanto, para ellas la domótica es una inversión en toda regla. Una inversión que, además, genera ese aumento de productividad de una manera inmediata, por lo que rentabilizamos la inversión realizada de un modo rápido, que es precisamente lo que necesitan todas las entidades, con independencia del sector al que se dediquen, en los tiempos que corren.

Estamos seguros de que va a seguir potenciándose la tecnología de cara al futuro. Desde luego, la domótica es una de esas ciencias que cada vez más gente necesita y que precisamente por eso está en boca de todo el mundo. No es para menos. Es evidente que todo el mundo lucha, ya sea en su vida personal o en la profesional, por obtener cada vez más comodidades y ventajas en su día a día. Querer conseguirlo sin la ayuda de la tecnología es poco menos que una quimera, así que lo mejor es confiar en ella.

Deja una respuesta