La tecnología, la socia perfecta de la seguridad en las fundiciones

La tecnología, la socia perfecta de la seguridad en las fundiciones

La industria de la fundición ha sido una de las más peligrosas de cuantas existen en nuestra sociedad. Desde que se tiene uso de conciencia han sido bastantes las personas que han sufrido de primera mano las consecuencias de labrarse su sueldo y su vida en torno a este tipo de actividades. Desde las administraciones públicas y los principales dirigentes de las empresas del sector se ha trabajado mucho en pos de conseguir mejoras en la seguridad en este tipo de trabajos y la verdad es que algo se ha podido conseguir durante todo este tiempo.

Y la verdad es que los avances han venido ligados a los avances tecnológicos. No cabe duda de que la tecnología ha sido la principal arma que se ha utilizado para convertir a este sector en algo más seguro para todos aquellos que se desempeñan en él. No en vano, es esa tecnología la principal responsable de que se hayan salvado decenas de vidas y de que se haya evitado otro tipo de desgracias relacionadas con este sector de trabajo. La tecnología ha sido un verdadero ángel de la guarda en este sentido.

El portal web de la revista Seguridad Minera publicaba un artículo en su página web hace algún tiempo en el que hablaba de los principales riesgos que tenía asociado el trabajar en una fundición. Desde luego, destacaba este sector como uno de los que presentaba un mayor índice de mortalidad y un mayor índice por lesiones ocasionadas por cuerpos extraños, contusiones y también por quemaduras. La verdad es que nunca ha sido fácil trabajar rodeado de esta clase de inseguridad. A algunos no les quedaba más remedio.

La tecnología ha sido el medio que ha permitido que las cosas hayan cambiado de un modo brutal. El desarrollo de sistemas como las cámaras termográficas, pirómetros y demás sistemas tecnológicos e informáticos ha sido la salvaguarda de un sector que ahora puede presumir de vivir algo más tranquilo. Como antes hemos apuntado, son estos sistemas los responsables de que se hayan evitado muchas desgracias en los últimos años. No les podemos estar más agradecidos.

El pirómetro, uno de los objetos más útiles en este tipo de labores

El pirómetro se ha convertido en un arma fundamental en este tipo de labores. Según una publicación del CENAM, la confiabilidad metrológica de los pirómetros tiene una importancia muy alta en los procesos productivos industriales, algo que es lógico si tenemos en cuenta que ayuda de un modo sustancial a prevenir todo tipo de riesgos en lo relativo a los hornos industriales en los que se llevan a cabo las fundiciones. Algo parecido podríamos decir de las cámaras termográficas.

La seguridad que proporcionan los nuevos avances tecnológicos e informáticos en lo relativo a la precisión de los pirómetros y las cámaras termográficas en las industrias de la fundición es enorme y también es impagable. El índice de mortalidad y de lesiones que se presentan en el sector ha descendido de un modo considerable en los últimos años y eso se lo tenemos que agradecer a este tipo de sistemas. Los profesionales de Ibertronix, una de las empresas que ha venido trabajando en el desarrollo de este tipo de objetos, aseguran que cada vez son más las entidades que se encuentran detrás de ellos.

Son muchas las desgracias que se han producido antes de que este tipo de sistemas hayan alcanzado una precisión como de la que gozan ahora. Nadie tiene que pasar por ese miedo que da el acudir al trabajo a sabiendas de que puede originarse cualquier problema que vaya a marcar la vida de ese momento en adelante. Por suerte, la presión que se ha generado desde la base del sector ha surtido efecto en combinación con un desarrollo tecnológico que ha sido una auténtica bendición.

La cosa no termina aquí. Debemos seguir trabajando para convertir al trabajo en una fundición en algo completamente seguro. Para ello, el paso más importante ya está dado y no es otro que el de encontrar a una socia como lo es la informática o la tecnología, que se va a encargar de conseguir que esos sistemas de seguridad sean cada vez más eficaces. Ahora solo queda seguir trabajando. Las mejoras vendrán. Y lo harán rápido. Dentro de muy poco, la seguridad será todavía mayor que la que tenemos ahora.

 

Deja un comentario