Las nuevas aplicaciones y sistemas de gestión documental son claves para el aumento de la productividad

Las nuevas aplicaciones y sistemas de gestión documental son claves para el aumento de la productividad

La tecnología se ha convertido en la mejor aliada del ser humano para una cantidad tremenda de cuestiones. Por una parte, ha hecho que todos y todas tengamos la oportunidad de tener un acceso mucho mayor al ocio. El confinamiento, de hecho, ha sido la mejor manera de valorar esa importancia de la tecnología en lo que al ocio se refiere. Por otro lado, es cierto que la tecnología ha tenido una relevancia muy grande a la hora de mejorar la productividad en las empresas y tener a tiro una cantidad mayor de beneficios.

Una de las aplicaciones que mejor ha posibilitado ese aumento de la productividad en todo tipo de entidades tiene que ver con la gestión documental, una cuestión que muchas empresas han ido incorporando a sus equipos de trabajo de un tiempo a esta parte. La verdad es que no es para menos, teniendo en cuenta que todas las empresas que apuestan por esto han experimentado mejoras en el rendimiento de todos los trabajadores y trabajadoras. Y es que el ser humano, ayudado por la tecnología, es capaz de hacer una cantidad tremenda de cosas que antes ni siquiera se podían soñar.

Una noticia publicada en la página web Silicon informaba de que los empleados desperdician el 36% del total de su jornada laboral en buscar información. Se trata de más de un tercio de la jornada, o lo que es lo mismo, más de dos horas y media cada día y prácticamente 14 de las 40 horas semanales. La verdad es que, atendiendo a estos datos, es normal que las empresas hayan decidido tomar cartas en el asunto para resolver el problema. Porque el problema no es del empleado, que busca la información con los medios de los que dispone, sino de la empresa para la que trabaja y que debe apostar por la gestión documental.

Ya lo dice también una noticia publicada en la página web del diario El Economista: el tiempo que perdemos buscando documentos se resolvería aumentando la productividad a través de una adecuada gestión documental. Y es que no es para menos. La verdad es que una aplicación como esta tiene una enorme cantidad de beneficios que hacen que, en efecto, la inversión en ella no solo sea necesaria para las empresas, sino que tenga un carácter de urgencia para una buena parte de ellas.

Ni que decir tiene que, en los momentos en los que nos encontramos, la mejor manera que encuentra una empresa para competir con las de su sector es aumentando la productividad de sus empleados y empleadas. Y la mejor manera de conseguir este asunto es la de trabajar codo con codo con las mejores aplicaciones tecnológicas. Esto es lo que se ha venido demandando en lo que respecta a la gestión de los documentos en las empresas. Es así como nos lo han comentado los profesionales de Gitdoc, empresa de destrucción de documentos en Madrid, que han venido identificando un aumento de la demanda de aplicaciones como de las que venimos hablando.

Mejoras que se notan

Desde luego, apostar por la gestión documental es una de las mejores noticias que ha aportado la tecnología en los últimos tiempos para las empresas. Ese tercio del tiempo que se perdía antes en buscar documentos físicos ahora se ha reducido una auténtica barbaridad y esa es una de las cuestiones que están permitiendo que las empresas tengan una mayor competitividad en los últimos años. La verdad es que era una de las grandes necesidades y uno de los máximos avances en materia tecnológica de los últimos años. Y lo seguirá siendo, os lo podemos asegurar.

Esta ha sido, además, una de las claves por las cuales las empresas españolas han tenido la posibilidad de mejorar sus registros y equipararse a las empresas del resto de Europa. Siempre hemos tenido la sensación de que en Europa han estado siempre un paso por delante y la verdad es que, gracias a la tecnología, hemos tenido la posibilidad de equipararnos a alemanes, franceses o británicos, que son los que, en muchas facetas, llevan la voz cantante económicamente del continente. Ahora que les hemos alcanzado o que les vamos a alcanzar, no es momento de relajarnos.

Está claro que la tecnología nos obliga a seguir actualizándonos con rapidez si no queremos perder el hilo de las grandes potencias ya no solo europeas, sino mundiales. La gestión documental, independientemente del contexto en el que vivamos, va a seguir teniendo una importancia que va a estar fuera de toda duda y que va a hacer de las empresas entes con una mayor capacidad de obtener productividad y, por ende, de rentabilidad. Ojalá que todas las empresas españolas apuesten, más pronto que tarde, por esta gestión documental. Los resultados les darán la razón.

Deja una respuesta