Profesionales y tecnología en trabajos de altura

Profesionales y tecnología en trabajos de altura

Existen trabajos en los que en ocasiones podemos plantearnos no contratar a un profesional, algo que ocurría en el pasado. Actualmente, es fundamental contratar a profesionales y empresas que cumplan unas normativas obligatorias para esta clase de trabajos. Ellos tienen todo tipo de herramientas y tecnología para hacer este complejo y arriesgado trabajo de la manera más sencilla.

Una de las cosas que deben cumplir esta clase de empresas son las obligaciones formales como son el tener un plan preventivo adecuado a la actividad en cuestión y supervisar los procedimientos existentes en cuanto al trabajo y la seguridad.

Debemos saber que los trabajadores tienen que estar cualificados como es debido y conocer todas las técnicas existentes en altura, incluida la prevención de riesgo laborales.

Hay que cumplir los criterios que están reflejados en la Asociación Nacional de Empresas de Trabajos Verticales (ANETVA) sobre los trabajos verticales. Entre ellas se utilizan los equipos normalizados de protección individual, de trabajo, además de llevar a cabo las revisiones periódicas que sean necesarias.

En el caso de la Asociación de la que hablamos, la actividad fundamental son las técnicas de acceso y posicionamiento en altura con cuerdas, que es lo que conocemos en nuestro país como Trabajos Verticales.

Entre los principales trabajos está el de fomentar y divulgar el trabajo vertical como un modo de trabajo en altura seguro eficaz y rápido. Todo esto hace que sea fundamental el contar con empresas profesionales que tengan buenas referencias y una experiencia amplia.

Sistemas de protección laboral

Un único dato a veces diferencia un suceso desgraciado o una catástrofe. Cada diez minutos fallece un trabajador en nuestro planeta. Una problemática que, aunque los gobiernos intentan combatirlo, sigue afectando a los obreros que trabajan en la construcción. Existen todavía existen muchas empresas que no cumplen con la normativa y no equipan a sus trabajadores con los equipos que se dedican a la protección, también llamados EPI.

El Gobierno respecto a esto es duro. Las multas que hay para las empresas que incumplen la normativa son altas y existen una serie de responsabilidades legales para ellos. Una amenaza de parecidas dimensiones debe ser suficiente para lograr que la totalidad de trabajadores de una empresa de construcción queden protegidos legalmente. No solo por temor a las multas, sino también por valorar la vida de los trabajadores que es lo realmente importante y debería servir para estar realmente atentos a que se den las condiciones necesarias para trabajar sin problemas.

Las constructoras en las herramientas y en la tecnología de la empresa deben tener claro que deben tener los materiales válidos para proteger a los trabajadores, con la obligación de garantizar que estos materiales cumplen rigurosamente con una serie de estándares en cuanto a calidad se refiere. De no cumplir con ellos, las consecuencias pueden ser extraordinarias para los dirigentes de esa entidad en cuestión.

En estos casos, lo más recomendable es apostar decididamente por empresas que tengan una experiencia importante y con buena imagen en un sector como es el de la venta de sistemas de protección laboral. Solo es necesario un ordenador para poder contactar con una empresa que merezca la pena.

En mi trabajo (un edificio de oficinas) confiaron en Work Protec porque además de ofrecerles buenas condiciones les aseguraron unas garantías y homologaciones que son necesarios. Lo cierto es que solo había que ver como trabajaban para ver que la seguridad en este sector no tiene nada que ver con los trabajos que se realizaban hace años.

Está claro que es posible ir mejorando la seguridad de los trabajadores. En nuestro país estamos cansados de ver por televisión como ocurren accidentes laborales que finalizan con vidas humanas. Hay que tener en cuenta las muertes y lesiones donde no solo en nuestro país, también en el mundo ante este tipo de trabajos cuando no se realizan los debidos controles y no se confía en profesionales.

Si para cualquier trabajo de escasa importancia confías en profesionales, más aún a la hora de realizar este tipo de trabajos, pues el factor riesgo existe y todas las acciones deben realizarse cumpliendo una serie de protocolos que deben llevarse a cabo cuando se quiere abordar las tareas con la mayor seguridad y donde los trabajadores solo tengan que preocuparse primordialmente por realizar sus trabajos, pues la seguridad está garantizada.

Deja un comentario